Seguramente conoces muy bien lo que es el marco, también llamado montura, o el lente de las gafas. Sin embargo, ¿sabías que tienen muchas más partes y con nombres no muy usuales? Aquí te vamos a contar sobre cada una para que no te pierdas de ningún detalle.

gafas

Empecemos por los más comunes, ¿te parece?

Marco: marco, montura o frame. De todas estas formas se le conoce. Es la parte que rodea las gafas y se encarga de dar la forma. Cada parte del marco se denomina aro. Los marcos pueden estar hechos de materiales acrílicos y acetatos, así como de aleaciones de metal como níquel-cobre conocida como monel, y otros metales como titanio, aluminio o acero.

Existen también los marcos al aire libre también conocidos como monturas de tres piezas que solo constan de varillas, puente y plaquetas. El diseño y el color de los marcos suelen definir la personalidad de las gafas y el estilo de la persona que las usa.  

También te puede interesar: ¿cómo hacer que tus gafas no se empañen cuando usas tapabocas?

Lentes: anteriormente se les conocía como cristales, ya que eran realizados en este tipo de material. Sin embargo, hoy en día se les llama lentes oftálmicos que generalmente están fabricados en resinas orgánicas o plásticos de alta calidad óptica como CR 39, policarbonato, trivex, alto índice, entre otros. Los lentes están sostenidos en el marco y se elaboran según la prescripción óptica suministrada por el optómetra o el oftalmólogo.

Varillas: van desde el marco y se curvan en la parte final para apoyarse en las orejas y brindar una adaptación segura. Es una parte vital para las gafas, suelen ser ajustables y en ellas se encuentra generalmente la referencia y marca de la montura y algunas medidas como el largo de la varilla, el tamaño del puente y del aro.

Terminales: es la parte final de las varillas, son curvas para ajustarse a las orejas y no permitir que las gafas se caigan. Esta parte suele estar cubierta de materiales blandos como goma o caucho, aunque también pueden ser del mismo material de las varillas.

Charnela: es la parte móvil de las gafas y es aquí donde se unen las varillas con el marco. Usualmente, está compuesta por una bisagra con tornillos y es una parte muy pequeña, pero vital para el funcionamiento de las gafas.

Plaquetas nasales: son aquellas piezas situadas en el interior del puente y que permiten que las gafas se sostengan sobre la nariz. Pueden ser móviles o fijas como una continuación del marco, lo importante es que sean cómodas y no tallen. Están hechas de acrílico o silicona e incluso existen plaquetas que contienen una cámara de aire para hacerlas más suaves y cómodas.

Puente: es la zona que une cada uno de los aros que soportan el lente y pueden estar apoyadas directamente sobre la nariz o mediante los brazos de la plaqueta.

Talón: este es la zona lateral del frente que está en contacto con las varillas, si miras bien están muy cerca de la charnela. Hoy en día el diseño del talón y de las charnelas juega un papel muy importante en la diferenciación y comodidad de las monturas.

¿Cuál de todas estas partes te pareció más interesante?

Escríbenos si tienes dudas, si ya sabías o si quieres saber más.

Aprende más sobre tu visión en nuestras redes sociales

Facebook / Instagram / Youtube.

es_COSpanish