Recordemos que existen tres tipos de radiación ultravioleta A, B Y C. El alcance de los rayos ultravioleta se mide en nanómetros de longitud de onda (nm). Van desde los 100 hasta los 400 nanómetros. Los rayos UVC son filtrados por la atmósfera y también una porción de los UVB, son los rayos UVA que van entre los 350 a 400 nanómetros los que llegan en su totalidad a nosotros.

Las estructuras de nuestros ojos como las cejas, los párpados, las pestañas, la córnea y el cristalino filtran este tipo de radiación. Sin embargo, su exposición prolongada puede producir daños en estas estructuras.

Sin duda los niños también deben usar gafas de sol para proteger sus ojos de los rayos ultravioleta. En los niños estos efectos pueden acumularse, acompañarlos durante toda su vida y generar enfermedades de alto riesgo en su adultez. Por tanto, cuando ellos están expuestos por tiempos prolongados al sol, no solo deben aprender a usar bloqueador, también deben adquirir el hábito de proteger sus ojos.

Aquí te vamos a contar todo lo que necesitas saber.

Razones fundamentales para que los pequeños usen gafas de sol
  • Al igual que en los adultos, usar gafas de sol permite disminuir los efectos negativos de los rayos UV en los ojos. Disminuye el riesgo de lesiones en la piel de los párpados, la aparición del pterigión, catarata o la degeneración macular en la edad adulta.
  • Las gafas de sol actúan como barrera, tanto para los rayos UV como para cuerpos extraños que por el viento pueden llegar a los ojos y lastimarlos.
  • Si desde pequeños se acostumbran a usar gafas de sol con el propósito de proteger sus ojos, se concientizarán  sobre la importancia del cuidado de la visión.
También te puede interesar: ¡El ABC de las gafas! Conoce cada una de las partes que las conforman

Consejos para adquirir las mejores gafas de sol
  • Es importante exigir que tengan filtro UV hasta los 400 nanómetros (UV 400) lo que garantiza que filtre todos los tipos de radiación ultravioleta. En la óptica donde adquiera las gafas de sol debe existir un equipo llamado uveómetro que puede medir el grado de UV que filtran.
  • No es tan importante el color, sino el filtro. Existe el mito que entre más oscuras las gafas hay una mayor protección, lo cual no es cierto. El filtro se da por el material en que está elaborado el lente. El color simplemente disminuye el deslumbramiento y hace más tolerable la luz.
  • Los lentes fotocromáticos son aquellos que se oscurecen al estar en contacto con la luz ultravioleta, y si bien no alcanzan a oscurecerse tanto como unos lentes de sol, si filtran 100% la radiación ultravioleta y son ideales para niños que requieren usar sus gafas de forma permanente.
  • También es posible hacer los lentes de sol con la fórmula de las gafas, ello garantiza no solo la protección a la radiación ultravioleta sino una visión nítida en todo momento.
  • Sabemos que para los niños es un poco molesto usar gafas, por eso, te recomendamos que la montura sea de un material liviano y flexible y que la escoja de acuerdo a su gusto.
  • Solicita que el lente sea de buena calidad óptica y en un material  resistente y liviano como trivex o policarbonato. El color del lente idealmente debe ser marrón o gris pues estos tonos no alteran la percepción del color.
  • Para evitar que las gafas se caigan asegúrate de que entre el puente y la nariz no quede mucho espacio. El uso de un cordón o banda disminuye el riesgo de caída.

En nuestra óptica contamos con diferentes estilos de gafas de sol para niños en materiales de con excelente calidad que garantizan imágenes nítidas y confortables con un 100% de protección a la radiación ultravioleta.   

Aprende más sobre tu visión en nuestras redes sociales

Facebook / Instagram / Youtube.

es_COSpanish